Nace una leyenda: Patrick Mahomes hace campeones a los Chiefs 50 años después

La NFL está de enhorabuena ante el nacimiento de un nuevo astro. Un jugador dominante que ya había avisado con su MVP en 2018 y que ha confirmado su condición de estrella con su primer triunfo en la Super Bowl.

Patrick Mahomes, el quarterback del futuro, demostró que el presente también es suyo gracias a un brazo derecho mágico que guió a los Kansas City Chiefs a su primer título en 50 años tras imponerse (20-31) a los San Francisco 49ers en cinco minutos finales para la historia.

El conjunto de Misuri pudo pagar los nervios de volver a una gran cita tantos años después, pero de primeras no parecía que la presión fuera con ellos. Es más, fueron capaces de golpear primero tras culminar un drive larguísimo (15 jugadas) firmando el primer touchdown del choque. Parecía que todo estaba preparado para una exhibición de los Chiefs, que querían regalarle su primer título a un Andy Reid tan eficaz en liga regular como maldito en la Super Bowl. Hasta ahora.

Sin embargo, los 49ers y sobre todo Garoppolo se sacudieron la presión y volvieron al choque. El suplente de Tom Brady en los Patriots durante tres temporadas, se quedó a las puertas del título tras un partido en el que tuvo que dar su mejor versión tras sembrar de dudas sus primeros minutos sobre el césped. El quarterback de los 49ers comenzó tensó y eso se tradujo en una intercepción en el primer cuarto que hacía cernir la sombra de la duda sobre el jugador de Illinois. Su fallo tuvo el efecto contrario y despertó a un Garoppolo que firmó hasta 12 pases completos consecutivos a sus receptores y dirigió con acierto a sus corredores. Al menos durante tres cuartos y medio, porque sus minutos finales quedaron para el olvido.

El juego de carrera diseñado por Shanahan comenzó a desquiciar a los Chiefs, que pese a ponerse por delante en el marcador (3-10; min 21) no encontraban la forma de frenar a su rival antes del descanso, cuando Juszczyk empataba el choque tras un drive en el que San Francisco hizo hasta siete jugadas, consiguiendo el primer ‘down’ en seis de ellas.

MAHOMES APARECE A TIEMPO

El tiempo de descanso, además de para disfrutar de la eléctrica actuación de Jennifer Lopez y Shakira, sirvió para que los 49ers demostraran que su plan de partido era el bueno en esta ocasión. Sobre todo porque a su buen ataque lo acompañaba una defensa que mordía y que provocaba la pérdida de Mahomes a manos de Warner. Una intercepción que tuvo premio tres minutos después cuando Mostert completaba el ataque californiano con un nuevo touchdown (20-10; min. 13). El marcador y, sobre todo, las sensaciones parecían poner fin al choque.

Sin embargo, faltaba la aparición de un Patrick Mahomes que tenía que llegar al choque sí o sí. Lo mandaba el guión. La estrella de los Chiefs, que a falta de 10 minutos sufrió una segunda intercepción, mandó despertar a su letal brazo y el equipo de Kansas City volvió a cabalgar a su lomo y al de un Jones, cuyas manos resultaron decisivas en defensa.

Primero con un pase que cambió el signo del choque cuando Mahomes encontró a Hill a 44 yardas de distancia. Una maniobra imposible que hundió a los Niners y lanzó a su rival, que dio la vuelta al marcador con dos touchdowns seguidos en manos de Kelce y Williams. Dos clavos en el ataúd de San Francisco que no tuvo tiempo a reaccionar ante el ciclón que es la nueva estrella de la NFL. Un jugador que ya se ha consagrado con el primero de los muchos títulos que se le presuponen a quien está llamado a gobernar este deporte durante los próximos años.