Cicpc se pronuncia sobre supuesto robo de niños para tráfico de órganos

Un rumor sobre el presunto rapto de menores con el objetivo de traficar sus órganos se ha dispersado por el país esta semana.

Si bien a mediados del año pasado se denunció el rapto de un bebé en un hospital de Mérida, este ha sido considerado un caso aislado.

Ni un caso en el centro del país

En los estados Miranda, Aragua, Carabobo y Vargas no hay denuncias sobre el rapto de niños para vender sus órganos, según confirmaron autoridades policiales.

En los Valles del Tuy, entre el lunes 10 y el martes 11 de febrero, se notó ausentismo escolar en algunas instituciones del municipio Paz Castillo, a propósito de este rumor, y los entes policiales intensificaron los recorridos para tranquilizar a la colectividad.

El supervisor jefe, Jhonny Brito, funcionario de la Policía Municipal de Independencia y María Eugenia Arguinzones, presidente del Consejo Municipal de Derechos del Niño, Niña y Adolescentes (Cmdnna) del municipio Cristóbal Rojas, coincidieron en que se trata de una guerra psicológica para crear pánico colectivo y, en tal sentido, hicieron un llamado a la colectividad para que no reenvíe mensajes que no estén confirmados y no caiga en intimidaciones.

Asimismo aprovecharon para recordar a los padres que no deben desestimar la responsabilidad que tienen en la seguridad de sus hijos.

Ni en Oriente ni en Guayana

En el oriente venezolano los organismos de seguridad tampoco manejan denuncias sobre el supuesto rapto de menores por parte de organizaciones delictivas dedicadas al tráfico de órganos. En la zona sur de Anzoátegui, el jefe de la Policía estadal, comisionado José Romero, aseguró que no se han registrado denuncias al respecto.

Hace una semana, en Maturín el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) desmintió una ola de rumores generadas sobre el tema, que incluían el seguimiento de niños y adolescentes en las instituciones educativas para luego asesinarlos y vender sus órganos.

Lo mismo ocurre en la región Guayana. En los estados Bolívar y Amazonas los cuerpos de seguridad han registrado casos similares. En el Cicpc Guayana no manejan casos ni denuncias, mientras que en Puerto Ayacucho (Amazonas) ni siquiera se han escuchado rumores al respecto. Los cuerpos de seguridad pidieron a los ciudadanos no hacerse eco de noticias falsas.

Llanos sin denuncias policiales

El jefe del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas Región Los Llanos, Gustavo Hernández, informó que este organismo de seguridad no ha recibido denuncias sobre rapto de niños para tráfico de órganos. Sin embargo, insta a la población a cuidar a sus hijos y no creer en falsas cadenas de WhatsApp.

En Cojedes hasta el momento no se ha registrado ninguna denuncia en los cuerpos de seguridad del Estado sobre desapariciones de niños. Se consultó a la PNB, Policojedes, Sebin, GN, Cicpc y Policía Municipal de San Carlos y no hay reporte de pérdida o extravío de ningún infante.

En Portuguesa, a través de grupos de WhatsApp circula el audio de una madre que alerta a otras progenitoras sobre el rapto de un niño, narrando que su pequeño fue robado de su vivienda en Araure por un hombre que se acercó a la casa pidiendo comida en nombre de dos conocidos presbíteros de la iglesia católica. Las autoridades policiales manifestaron que en los cuerpos de seguridad de la región no se ha recibido una denuncia al respecto.

El incidente se habría registrado a finales del mes de enero. La voz que se escucha en el audio indica que el niño fue dejado cerca de la estación de servicio San José de Araure, luego de que le gritara un vecino que se encontrara en cola por combustible.

No obstante, el director de la Policía del estado Portuguesa, comisionado Juan Toro Castillo, manifestó a El Pitazo que esté hecho no fue reportado ante ningún órgano policial. «No hay denuncias de niños desaparecidos ni siquiera por horas; sin embargo, el llamado es a los padres a estar atentos y ante cualquier circunstancia parecida deben alertar en los cuerpos de seguridad».

En Barinas, siete horas estuvo desaparecido un niño de nueve años luego de salir de su escuela, para aparecer a primeras horas de la noche en el Parque Los Mangos, donde, según una nota de voz de su mamá, fue dejado por una mujer de cabello amarillo que se trasladaba en un vehículo azul modelo cheri.

Aunque las autoridades policiales confirmaron la desaparición del niño y su posterior aparición, no se informó sobre la supuesta implicación de la mujer.

El hecho ocurrió el pasado 12 de febrero, cuando el niño salió de su escuela ubicada en el urbanismo Ciudad Varyna, distante a unos 12 km del parque Los Mangos, lugar donde apareció después de siete horas

Sin casos en Los Andes

En los estados andinos del país, los cuerpos policiales no han reportado robos de niños con el objetivo de extraerles órganos.

El caso de rapto de un menor de edad más reciente registrado por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) en el estado Mérida, fue el robo del recién nacido Jael Rivas, ocurrido el 3 de julio de 2019 en el Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula). Aunque a la fecha no hay rastros del niño ni de su captora, las autoridades policiales no manejan el móvil de tráficos de órganos en este caso.

A finales de diciembre de 2019, varios mensajes circularon por WhatsApp alertando sobre presuntos robos de niños en Mérida, pero resultaron ser bulos, según indagaciones del Observatorio Venezolano de Fake News. En el Cicpc de la entidad no hay ninguna otra denuncia de niños robados después de la del bebé Jael Rivas.

Por su parte en el estado Táchira, cuya proximidad con el extranjero pudiera constituir una característica propicia para el robo de menores para el tráfico de órganos, una fuente de la policía estadal -que pidió la reserva de su nombre- indicó a El Pitazo no haber ningún caso de robo de niños en la entidad con el referido objetivo.

Finalmente, en el estado Trujillo los reportes policiales recientes no incluyen casos de robos de menores de edad.

Acá lo que dijo el comisario Douglas Rico:

El director de la policía científica C/G Douglas Rico, durante rueda de prensa desmintió hechos de secuestros y raptos de niños, sin embargo precisó que efectivamente se han dado dos casos de rapto, uno de ellos que culminó con éxito, siendo el de una infante de tres meses de edad, en las adyacencias de la estación del metro La Hoyada, y actualmente los pesquisas se encuentran tras la búsqueda de un niño de tres años quien fue raptado por dos personas desconocidas, momentos en que se encontraba con su tío cuando retornaban a su vivienda en la parroquia Antímano.