Opinión

Jaime Bayly: No hay rencores

Barclays estaba en la suite presidencial de un hotel en Lima con vistas al océano Pacífico («si no puedo ser presidente, me contentaré con ocupar…


Mibelis Acevedo Donis

Mibelis Acevedo Donís: La píldora roja

La realidad es la verdadera tirana. Ante su contundencia, incluso los idealismos más legítimos pueden acabar enflaqueciendo, en especial esos que prosperan sin siquiera mirarla….



Jaime Bayly: Los pedigüeños

Algo raro está pasando -le dice a Barclays su esposa Silvia, apenas él despierta, pasado el mediodía-. Me han escrito dos amigos tuyos, diciéndome que…





Mibelis Acevedo Donis

Mibelis Acevedo Donís: ¿Voz o salida?

Pérdidas de toda índole, fiesta de sañas cainitas, recurrencia del escenario de vencedores y vencidos, desmaña para conjurar ese “estado general de sospecha” que induce…