Las tasas oficial y paralela del dólar en Venezuela se consolidan por encima de los 300.000 bolívares

Dólares

El precio del dólar en el mercado paralelo registra un aumento de 16,78% en 20 días, lo que permite suponer que el mes cerrará con una variación superior a la reportada en julio, que fue de 27,40%. En todo caso, lo concreto es que el valor de la divisa estadounidense ya se consolidó sobre los 300.000 bolívares en el mercado informal y ha alcanzado la misma magnitud en las mesas cambiarias de la banca.

https://twitter.com/BCV_ORG_VE/status/1296558762627604482?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1296558762627604482%7Ctwgr%5E&ref_url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2F%3Fquery%3Dhttps3A2F2Ftwitter.com2FBCV_ORG_VE2Fstatus2F1296558762627604482widget%3DTweet

 

Análisis indican que la oferta de divisas se ha reducido, luego de un alza puntual derivada de las operaciones con moneda extranjera para la adquisición de la ya prácticamente agotada gasolina iraní, un factor que ha puesto presión sobre el precio de la divisa estadounidense.

También está el efecto de la creciente dolarización que supone que, en promedio, más de 80% de las operaciones se están haciendo con divisas estadounidenses, puesto que el bolívar ya no cuenta como medida de valor y la circulación de efectivo para pagos cada vez más puntuales es históricamente mínima. Esta situación mantiene una presión sobre la demanda de «verdes».

En la semana del 10 de agosto, el Banco Central de Venezuela (BCV), cuya directiva seguramente está consciente de esta situación, anunció que inyectaría más divisas a las mesas cambiarias.

Concluida la semana pasada y avanzada ya la semana de cuarentena radical reforzada, no se registró la inyección adicional de divisas que generó una clara expectativa en el mercado, la cual, al no cumplirse, golpeó la confianza en el BCV como regulador del mercado.

Tal expectativa fue innecesariamente generada, porque las intervenciones cambiarias son operaciones regulares que hace el ente emisor, solo que en volúmenes muy bajos. Una fuente del sistema bancario indicó  que con el flujo externo tan reducido del gobierno, es muy poco probable que se produzcan inyecciones extraordinarias.

Fuentes del oficialismo indican que en el gobierno «hay preocupación» y se podrían tomar medidas para «proteger» a la población de esta devaluación «inducida», pero lo cierto es que más allá de la preocupación no existen elementos concretos para predecir un curso de acción por parte de las autoridades.

No es fácil controlar la situación sin divisas suficientes para garantizar la mínima operatividad de la economía, en medio de la pandemia de Covid-19, Posiblemente, al cierre del año las importaciones se ubiquen en una cifra aproximada de 4.000 o 4.500 millones de dólares, mientras que el tipo de cambio paralelo puede terminar en un valor estimado ahora de entre 1.750.000 y 1.900.000 bolívares, según diversos escenarios de analistas nacionales y foráneos.