Autoridades estadounidenses aprueban el primer test casero de detección del coronavirus

El pasado jueves, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó la primera prueba de detección casera del covid-19, la cual fue creada por el Repositorio de Células y ADN Biología Infinita de la Universidad de Rutgers (RUCDR, por sus siglas en inglés), según comunicó la propia institución.

El nuevo test, desarrollado en asociación con Spectrum Solutions y Accurate Diagnostic Labs, permitirá a las personas recolectar su saliva en casa y enviar la muestra a un laboratorio para obtener los resultados, lo que reduce la interacción entre posibles personas contagiadas y personal de salud.

La autorización emitida por la FDA abre la posibilidad de «realizar pruebas a las personas que no tienen los medios para llegar a un centro de recolección o están en casa por estar enfermas, en cuarentena o por correr un riesgo elevado de contraer la infección», por lo que tendrá «gran impacto en términos de detección del covid-19 en Nueva Jersey y en todo EE.UU.», dijo Andrew Brooks, director de operaciones y director de desarrollo de tecnología de la RUCDR.

Por su parte, Chris Molloy, ejecutivo de Rutgers-New Brunswick, destacó que estos test caseros contribuirán a «aumentar significativamente el número de personas que pueden someterse a pruebas todos los días».

Las nuevas pruebas de saliva, aunadas a la estrategia de recolección ampliada desarrollada por la RUCDR el mes pasado, que utiliza la saliva como biomaterial primario de detección del SARS-CoV-2, permitirán que «miles de muestras diarias» sean analizadas, asegura la universidad.

Hasta el momento, de acuerdo a los datos de la Universidad Johns Hopkins, se han registrado 3.935.828 contagios a nivel mundial y 274.655 muertes.