Una niña fallece tras sufrir un paro cardíaco al lanzarse por un tobogán de agua

tobogan de agua

Una niña de 10 años murió de un infarto tras lanzarse por un tobogán acuático en el estado de Míchigan, Estados Unidos, informa The Sun.

London Eisenbeis estaba muy entusiasmada por ser lo suficientemente alta para por fin poder subirse al tobogán más grande del parque acuático Zehnder’s Splash Village. Unos 45 minutos antes del incidente la niña grabó un video junto a su hermana mayor, donde expresó su alegría por la visita al parque.

Sin embargo, el acontecimiento tan esperado tuvo consecuencias fatales. El corazón de la menor no resistió cuando ella se lanzó por el tobogán de más de 80 metros: sufrió un paro cardíaco debido a una rara anomalía conocida como síndrome del QT largo, que no le había sido diagnosticada.

Esta enfermedad conduce a un incremento del riesgo de arritmia, que puede llevar a la pérdida de conciencia y la muerte súbita. Con este síndrome, realizar ejercicio o sufrir estrés puede terminar provocando un paro cardíaco.

La menor fue trasladada a un hospital donde los médicos la conectaron a un respirador artificial, aunque no pudieron salvarle la vida. Murió 9 días después.

Según afirmó su madre, London era gimnasta y parecía sana. Sus padres nunca pensaron que pudiera sufrir un problema semejante.

La madre contó la trágica historia de la pequeña para que los padres presten más atención a las enfermedades cardíacas que podrían tener sus hijos. Además, subrayó la importancia de la realización de exámenes médicos, algo que podría haber salvado a su hija.