Copa América: Brasil remontó y gana 2-1 a Colombia

Brasil levantó un partido que tenía perdido con un gol de Casemiro en el minuto 100 y una dosis de polémica que indigna a Colombia, la gran perjudicada de lo vivido en Río de Janeiro. Los cafeteros aguantaron el tipo tras un golazo de Luis Díaz y mantuvieron a Brasil controlada hasta que una decisión incomprensible permitió a Firmino hacer el empate. Con ese favor arbitral y el testarazo del centrocampista del Madrid logró la ‘canarinha’ la remontada. Su camino hacia esta Copa América continúa imparable, aunque aparecen las primeras sombras.

Brasil perdió ese aura de superioridad que le acompañaba en esta Copa América. Parecía que los de Tite se pasearían hasta cruzarse con Argentina, a priori el único rival capaz de cuestionarle su liderazgo. Pero no, ese desafío llegó antes con la visita de Colombia Río de Janeiro.

En apenas diez minutos, los chicos de Reinaldo Rueda ya habían puesto patas arriba el guión inicial y el pronóstico último de este campeonato. Brasil no es invencible. Así lo creyó Cuadrado para poner un balón templado en el segundo palo que Luis Díaz convirtió en el mejor gol en lo que llevamos de Copa América. Su escorzo, en forma de un bellísimo remate de tijera, dejó a Brasil impresionada.

El gol reforzó la solidaridad defensiva de los cafeteros, que anularon durante los primeros 45 minutos cualquier atisbo de reacción de la ‘canarinha’. Desconectado Neymar, Colombia solo tuvo que procurarse no conceder y obligar a que Brasil acudiese a las bandas. En esos centros laterales, Yerry Mina y Davinson Sánchez se hicieron fuertes.

Un rebote escandaloso

Mantuvo Colombia a raya a Brasil, que aumentó su dominio en el segundo tiempo. El peligro, sin embargo, tampoco era real. Los de Tite no ofrecían claridad en los metros finales y Ospina apenas tenía que intervenir. Ni siquiera la entrada de Firmino -demasiado lejos de tener un estado de forma óptimo- sirvió para agitar el partido. Aunque el delantero del Liverpool se inventó un pase de tacón que recogió Neymar para rozar el empate con un disparo que se fue al palo.

Prácticamente la única ocasión clara de los de Tite en todo el partido. Hasta que llegó el escándalo. En el minuto 78, Neymar trató de filtrar un pase por dentro, el balón rebotó en el árbitro y la jugada cambió de dirección. Brasil centró al área, Firmino cabeceó picado y Ospina se la tragó. Era evidente que la jugada debía ser anulada por el balón estrellado contra el árbitro, pero el argentino, tras revisión del VAR, decidió dar gol. Difícil de explicar. Imposible de entender.

https://twitter.com/CopaAmerica/status/1407878246268608515?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1407878246268608515%7Ctwgr%5E%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2F%3Fquery%3Dhttps3A2F2Ftwitter.com2FCopaAmerica2Fstatus2F1407878246268608515widget%3DTweet

Casemiro le pone cabeza al partido

Las protestas se alargaron hasta el punto de tener que añadir diez minutos al partido. Mientras unos y otros se repartían hasta en el carnet de identidad, Casemiro encontró el camino de salida hacia el éxito en un córner botado por Neymar al primer palo. Era el minuto 100, el último del partido. Y allí metió la cabeza el centrocampista del Real Madrid para culminar la remontada. Brasil sigue invicta, pero ya no parece imbatible.

Únete a nuestro Canal en Telegram