Nazareno de San Pablo recorre calles de Caracas

Contra todo pronóstico, el Nazareno de San Pablo salió a recorrer las calles de Caracas en la cuarentena implementada por la pandemia del coronavirus.

La Arquidiócesis de Caracas informó el lunes que el Nazareno de San Pablo no saldría este año a las calles de la capital de Venezuela en Semana Santa debido al coronavirus.

Sin embargo, en horas de la mañana de este miércoles se dio a conocer que la actividad se realizaría. El Nazareno de San Pablo partió desde la Basílica de Santa Teresa, municipio Libertador, a bordo del papamóvil y acompañado por el cardenal Baltazar Porras.

Durante el recorrido, que estuvo custodiado por funcionarios de las fuerzas de seguridad del Estado, ciudadanos aplaudían, se persignaban y pedían al Nazareno que los cuidara de la pandemia.

«Bendice al pueblo de Propatria. Señor, llévate la pandemia de nuestro país. Elevemos nuestras oraciones para pedirle salud por la humanidad entera». Así expresó durante el recorrido el párroco de la basílica de Santa Teresa, Armelim de Sousa.

Entre los lugares por los que ha pasado el Nazareno de San Pablo están El Silencio; la avenida Sucre de Catia; la avenida Bolívar; El Cuartel; Urbanización Montalbán; Antímano; Caricuao; La Vega; El Paraíso; El Valle; Coche; Fuerte Tiuna; La Bandera y la avenida principal de Propatria.

En El Paraíso, el papamóvil circuló por la entrada de la iglesia Nuestra Señora de Coromoto. En un video compartido por la Arquidiócesis de Caracas, se observa a los feligreces aglomerados a los lados del vehículo, así como algunos funcionarios de seguridad.

Además, en imágenes y videos difundidos en redes sociales también se pudo apreciar a los caraqueños con tapabocas y guantes, medidas que adoptaron para protegerse de posibles contagios del covid-19. Los ciudadanos también se asomaron por las ventanas de sus hogares para recibir la bendición de Dios.

Cuando el papamóvil recorría Antímano, se habría quedado sin combustible. Razón por la que debió ser empujado por otro vehículo hasta la estación de servicio de Ruiz Pineda. No obstante, la periodista Mildred Manrique indicó que el incidente se atribuiría a una falla técnica y no a la falta de gasolina en el automóvil.